LAS PLAGAS Y COMO EVITARLAS

La primavera es una época del año donde los jardines están muy activos y en movimiento, arbustos y árboles están retomando su crecimiento, vistiéndose de hojas y colores para hacer gala de su mejor aspecto. No sólo llaman nuestra atención, sino también la de todo tipo de insectos que puedan aprovechar su gran actividad. Las cálidas temperaturas de esta temporada y  de la que viene, son propicias para que estas plagas se desarrollen y proliferen con gran facilidad afectando árboles frutales, plantas, flores y arbustos.

Las plagas no tienen clemencia. Las hojas y tallos son sus sitios predilectos y la savia su manjar.Las plagas más comúnes son las cochinillas, pulgones, hormigas, ácaros, oidio, mosca blanca y otras que no siempre se manifiestan con la misma eficacia pero no son menos dañinas.

pulgones en tallo

La morfología de las plagas es bastante variada, suelen ser muy pequeños insectos de colores diferenciados como verde, amarillo, rojo y negro, pueden tener alas o no, todo dependerá de la especie. La gran mayoría de estos insectos son chupadores, se sitúan en el envés de las hojas donde se localizan los estomas, micro cavidades donde la pared celular es muy fina, perfecta para adherirse y facilitar el intercambio de O2 y CO2. Se alimentan de la savia de las plantas robándole agua y nutrientes, debilitándolas enormemente. Segregan una melaza (sustancia pegajosa) para atraer a hormigas y otros insectos. Esta sustancia es la causante de que se originen multitud de hongos y bacterias, comprometiendo su salud.

¿Qué podemos hacer para evitar las plagas?

Lo primordial es mantener las plantas fuertes y vigorosas de manera que sean más resistentes a los ataques de estos animales. Lo logramos mejorando las características del suelo, empleando: turba, estiércol, mantillo, abono orgánico y la utilización de fertilizantes que proporcionen nutrientes para fortalecerlas.

Por otra parte, una vez afectadas las plantas podemos combatir las plagas con insecticidas y acaricidas naturales, que actúan por contacto e ingestión, derribando efectivamente a los insectos chupadores y masticadores. Pudiendo aplicarse en plantas, arbustos y herbáceas ornamentales.

Hay plantas aromáticas que ahuyentan a las plagas a modo de repelentes naturales. No es 100% efectivo pero sirve como complemento si son sembradas cerca de otras a modo de protección. Algunas  de estas plantas son: Salvia, Ruda, Romero o Lavanda , Menta, Estragón, Tomillo o Albahaca. La Madreselva es un ejemplo de ello que sembrada cerca de  rosales,  evita la aparición del pulgón.. La caléndula sirve como repelente, para la mosca blanca.

Los remedios caseros también pueden ser eficaces. Para los pulgones y cochinillas,  la elaboración de un spary a base de agua y cascarás de cítricos como limón+naranja que contienen linalool, el ingrediente asesino, la cebolla y el ajo.  Para las hormigas el esparcir polvo de bórax puede ser una alternativa.  La araña roja, mosca blanca, orugas, pulgones, cochinillas  también se pueden combatir untando la planta con aceite de neem: aceite vegetal extraído de las frutas y semillas del Árbol de nim proveniente de la India, como también el aceite de parafina.

ATC MANTENIMIENTOS, recomienda siempre plantar cara a los retos. Así que no dejéis que las plagas se apoderen de vuestros jardines. Herramientas para combatirlas hay muchas y si tenéis dudas, os podemos ayudar.

Realizado por ATC MANTENIMIENTOS