LOS CARCACOLES… UNA VISITA NO TAN GRATA
octubre 15, 2015 Jardinería No hay comentarios

LOS CARCACOLES… UNA VISITA NO TAN GRATA

LOS CARCACOLES… UNA VISITA NO TAN GRATA

LOS CARCACOLES… UNA VISITA NO TAN GRATA

Estos animales, aunque no parezca, pueden hacer muchísimo daño en nuestro jardines.  Los caracoles son tremendamente eficaces a la hora de comerse todas las hojas que encuentran en su camino.
Estos pequeños moluscos son difíciles de ver durante el día, aprovechan las horas de menos luz para alimentarse. Suelen salir en días nublados, después de las lluvias o riegos.

Los caracoles para moverse segregan un moco o baba, que les ayuda a la locomoción resbalándose sobre ella, además de ser un medio de protección contra las heridas, las bacterias y un humectante regulador de la temperatura. Poseen una boca con rádula, que es un órgano raspante con dientes que emplean para raspar los vegetales y rocas. Excavan en el terreno túneles y agujeros donde depositan sus huevos, tapándolos luego. Puesto que los caracoles invernan durante los meses de frío, el peligro más inminente se produce entre la primavera y el otoño, sobre todo cuando llueve. Así que procuren mantenerse alerta.

¿ Cómo podemos frenar a estos animales?

En viveros y tiendas de jardinería encontrarás pesticidas, tanto en polvo como en gránulos, que tendrás que colocar alrededor de las plantas que desees proteger. Y si preferís los remedios naturales y no tan agresivos les recomendamos lo siguiente:

• Una opción es la de cogerlos y llevarlos lejos de tu terreno. Los podéis atraer con alimentos irresistibles para ellos como: son la lechuga, las naranjas, el melón o la sandía. También puedes impregnar un trapo o saco con cerveza y esparcirlo por la planta, el olor les atrae irremediablemente. con cerveza es un proceso bastante sencillo: solo tienes que atraerlos a un recipiente sin tapa que tenga cerveza a donde luego caerán y se ahogarán.
• Uno de los remedios más eficaces es utilizar jabón de nueces de lavado. Rocía todas tus plantas, hojas y ramas.
• Otra forma de ahuyentarlos es poner ceniza, ajo o cebolla alrededor de las plantas. Su olor les desagrada profundamente.
• La sal los deshidrata, sólo hay que tener cuidado donde la echamos de manera de no perjudicar a las plantas.

Estas son algunas de las acciones que  ATC MANTENIMIENTOS recomienda para mantener alejados a los caracoles de vuestros jardines y no se den un buen banquete.

Realizado por ATC MANTENIMIENTOS